martes, 19 de mayo de 2015

A orillas del Pacífico

Encanto natural y arquitectónico a orillas del Pacífico, Ciudad de Lima, con su magia y la calidez de sus habitantes logran fascinar desde el comienzo. Con su arquitectura milenaria, sus calles llenas de historia y una gastronomía tan variada como su gente, invita a recorrer cada rincón y descubrir cada uno de sus misterios.

Desde los paisajes más humildes a los barrios más adornados, se recoge la sonrisa amable de quienes hacen su vida en aquella populosa ciudad como de aquellos curiosos que caen bajo el hechizo de una ciudad tan alegre como viva.

Su clima subtropical, fresco, desértico y húmedo a la vez, permite el disfrute total de cada paseo. Ideal para quienes acostumbrados a las inclemencias del tiempo encontramos que todos los días son el día perfecto para conocer un nuevo escenario, y más aún para quienes buscamos capturar aquella imagen que logre encerrar todo el encanto de aquella magnífica ciudad.

Al recorrer sus calles no es extraño encontrar la simpatía del locatario deseoso de dar a conocer su singular cultura. Dejarse llevar por aquella amable sencillez y grandeza de espíritu lleva siempre a descubrir lugares, gente y paisajes que de otra forma permanecerían escondidas al apresurado ojo del inexperto.




No hay comentarios:

Publicar un comentario